TURISMO GASTRONÓMICO

TURISMO GASTRONÓMICO

Para conocer la historia y la cultura de un pueblo también es necesario conocer los sabores de su gastronomía y este es terreno fértil para este descubrimiento.
De los saberes del Monasterio de Santa María de Arouca, del Convento de Santa Clara de Amarante y de las manos populares, se heredaron auténticas maravillas gastronómicas.
Castanhas Doces, Barrigas de Freira, Papos de Anjo, Lérias, Bolo da Teixeira, Bolos de Manteiga, pão-de-ló, y una infinidad de otros manjares… Las tentaciones son muchas e irresistibles.
De las tierras y pastos de este territorio resulta una carne de calidad excepcional. Criada en libertad y de forma tradicional, la ternera de Arouca y el cabrito y el cordero asados hacen las delicias de quien los prueba. La mesa, sin embargo, no estará completa sin el menú completo de bocados tradicionales deliciosos y el famoso vino verde de la región.

EXPERIENCIAS:

Descubra el arte del buen recibir y la cultura auténtica de las gentes que por aquí habitan.
Siéntese a la mesa con los siglos de tradición y deléitese con la gastronomía y los vinos de la región. Pruebe la repostería conventual y llévese manjares únicos que llevan impreso en su sabor la cultura y la historia de un territorio.

NO SE DEBE PERDER:

Ternera de Arouca, cabrito y cordero asados, bistec de Alvarenga, Castanhas Doces, Barrigas de Freira, Charutos de Amêndoas, Papos de Anjo, Foguetes, Brisas do Tâmega, Lérias, Bolos de Manteiga, Bolo da Teixeira, pão-de-ló, Bola de S. Bernardo, vino verde.